martes, 28 de febrero de 2017

En todas las circunstancias

Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús. 1 Tesalonicenses 5:18
En el barrio residencial donde vivo, nos quejamos permanentemente de los cortes de luz. Pueden ocurrir tres veces por semana y durar todo un día. Es difícil soportar los inconvenientes cuando no se pueden usar los artefactos básicos de la casa.
Inline image 1Una vecina creyente suele preguntar: «¿También hay que dar gracias a Dios por esto?», refiriéndose a 1 Tesalonicenses 5:18: «Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús». Y siempre respondemos que sí, aunque nuestras quejas cada vez que se corta la luz contradicen esta afirmación.
No obstante, un día nuestra creencia de dar gracias a Dios en todas las circunstancias cobró un nuevo significado cuando, al volver de mi trabajo, encontré a mi vecina visiblemente estremecida mientras exclamaba: «Gracias a Dios se cortó la luz. ¡La casa se habría quemado y mi familia hubiese muerto!». Un camión había chocado contra un poste, y los cables de alta tensión habían caído sobre varias casas. Si hubieran tenido electricidad, habría ardido todo.
Puede ser difícil decir «gracias, Señor» en medio de las pruebas, pero podemos estar agradecidos de que Dios considera que cada situación es una oportunidad para confiar en Él, ya sea que veamos sus propósitos o no.
Señor, ayúdame a verte en cada circunstancia.
Por la gracia de Dios podemos dar gracias en todo.

Dar vueltas en círculo

“La gente gritó y las trompetas sonaron. Al oír los israelitas el sonido de las trompetas, comenzaron a gritar a voz en cuello, y la muralla de la ciudad se vino abajo. Entonces avanzaron directamente contra la ciudad, y la tomaron” (Josué 6:20).

Debían haber parecido unos locos. Marchando alrededor de una ciudad fortificada..., como niños desfilando con sus juguetes, soplando pequeños cuernos de carnero. ¡Ésa no es manera de luchar! Los habitantes de Jericó debían haberlos visto sacudiendo la cabeza de confusión. Ex-esclavos locos… Habían oído hablar de aquella gente, pero qué espectáculo tan decepcionante les parecía aquello.
Hombres armados caminaban delante y detrás de los sacerdotes, pero no parecían una amenaza, y nadie decía nada. Los sacerdotes caminaban con trompetas en lugar de espadas y cargaban sobre unas barras una caja de oro coronada con dos ángeles; el “arca”, la llamaban. Los habitantes de Jericó se habían asustado al saber que Israel había cruzado el Jordán en seco, pero ¿una marcha silenciosa del ejército?, ¿podrían los israelitas vencer a una ciudad grande y fortificada como Jericó? Pues sí, lo hicieron.
Resultado de imagen de Dar vueltas en círculo en JericóDurante seis días, una vez al día, caminaron alrededor de Jericó. Sus pies retumbaban en el suelo y las trompetas sonaban de vez en cuando. Pero el séptimo día, caminaron alrededor de la ciudad siete veces. Luego, hubo un toque ensordecedor de trompetas, un rugido de voces, y los altos y anchos muros se derrumbaron. Enorme fue la conmoción y el terror de los habitantes de la ciudad.
¿Tuvieron tiempo para comprender cómo pasó? No lo sabemos. Lo que sí sabemos es que Israel seguía las indicaciones de Dios. Puede que parecieran necios, pero marchar alrededor de la ciudad y gritar resultó mucho mejor que una sangrienta batalla.
Admitimos que hacer las cosas como Dios dice, a menudo parece una locura. Tenemos miedo de parecer tontos si hacemos exactamente lo que Él nos dice, pero Dios sabe lo que está haciendo.
La manera en la que nos pide que vivamos es mejor que la nuestra. Obedecer sus Mandamientos nos conduce a una vida más fácil; a no ir a la cárcel por ningún delito, a no engañar a tu pareja, a no enojarte con tus padres, a descansar un día cada semana… Sencillamente, una forma mejor de vivir. Si estás indeciso entre hacer las cosas a la manera de Dios o a la tuya, acuérdate de Jericó.

Afanado, parte mal escogida

Si hay algo que realmente frena los objetivos que nos hemos trazado en la vida, es afanarse demasiado en alguno sin detenerse a reflexionar en los errores que vamos dejando atrás para no cometerlos por segunda vez.
Afanarnos en ciertas cosas o labores no implica que seamos perseverantes o luchadores para alcanzar sus propósitos.
Resultado de imagen de Afanado, parte mal escogidaImplícitamente significa, que nos estamos aferrando a una sola vía de solución, generalmente la primera que vemos, y no queremos reconocer que existen otras que podemos tomar para llegar victoriosos a la meta; y no lamentando un terrible fracaso por el que, en el mejor de los casos, tengamos que volver al principio para empezar nuevamente; aunque en algunas circunstancias, lo hecho ya no tenga remedio.
En una ocasión un hombre estaba cortando una enorme palma real con un hacha. No muy lejos de él, un grupo de espectadores hacía diferentes comentarios.
Uno decía que si se corta por un lado, el cortador debe moverse a tiempo hacia el otro para evitar ser aplastado. Otro que se debería cortar parejo en redondo, para finalmente manipularla como desee el cortador.
Así múltiples opiniones; pero el cortador hacía caso omiso a todo comentario y continuaba afanado a la forma que creyó cuando comenzó a cortarla.
Por fin, después de los últimos hachazos, la palma comenzó a derribarse en dirección al cortador. El hombre, se afanó nuevamente corriendo en ese mismo sentido, mientras los observadores quedaban perplejos y mudos por lo que estaban viendo, e imaginando el fatal desenlace que sobrevenía. Mientras tanto, él corría velozmente sin cambiar de dirección.
Corrió mucho, tanto que casi logró salir del radio de alcance de la robusta palmera, pero el copete de ella lo alcanzó, dándole en la cabeza.
Cuando los demás llegaron a socorrerlo, todavía tenía vida. Entonces dijo: - Lo único que tenía que hacer era correr en otra dirección; pero yo me afané cogiendo la mala parte. Cerró los ojos y dejó de existir.

La historia de Christian el León

Una historia de la vida real.
Cuando das desinteresadamente, recibes el mejor regalo… la amistad verdadera.
boaEn 1969, Anthony Bourke y John Randall, dos australianos que vivían en Londres, compraron un cachorro de león en el departamento de animales exóticos de Harrods. Procedía del zoo de Ilfracombre, en el que una pareja de leones había tenido cachorros. Christian, como llamaron al león, demostró ser un animal muy inteligente y cariñoso, tanto con las personas como con otros animales.
Pero al cabo de un año había crecido tanto que era imposible que siguiera viviendo en aquel piso londinense. Entonces, Bourke y Randall decidieron que lo mejor que podían hacer era llevarlo a África para que se criase en libertad. Por eso se pusieron en contacto con Bill Travers, el actor que protagonizó la película “Nacida libre”, una película que contaba la historia real de cómo Joy y George Adamson criaron en su hogar de Nairobi a unos cachorros de leones.
Travers se puso en contacto con George Adamson quien ayudó a organizar el traslado de Christian a África. Para financiar el proyecto se grabó un documental contando la historia del cachorro de león: “Christian, the lion”.
Casi un año después, Bourke y Randall viajaron a África para reencontrarse con Christian. ¿Los reconocería tras un año en la vida salvaje?.”

El amor no conoce límites

lunes, 27 de febrero de 2017

Lecciones que Duran toda la Vida

¿Sabes que está mal lo que has hecho, verdad?
Las palabras resonaron en la mente de Sarita al volver a la escuela. Era una buena estudiante; nunca había copiado en su vida. Pero esa última tarea había sido muy difícil, y en un momento de desesperación, se la copió a una compañera.
La profesora, la señora Martínez, le había pedido que se quedara después de clase y Sarita sabía lo que se avecinaba. Aun así, se asombró cuando la señora Martínez le preguntó si, realmente, éste era su trabajo.
Sí, le respondió, y se preguntó por qué había mentido.
Mirándola a los ojos, la señora Martínez, le dijo con suavidad: ¿Sabes que está mal lo que has hecho, verdad? Piensa esta noche en la respuesta y mañana te voy a volver a preguntar si ése es tu trabajo.
Fue una noche muy larga para Sarita. Estaba casi terminando la secundaria, y se había ganado una buena reputación debido a su honestidad, amabilidad y sinceridad. Nunca había copiado ningún trabajo, y ahora quería arreglar su error mintiéndole deliberadamente a una persona a quien quería y admiraba. Pero a la mañana siguiente se presentó ante la señora Martínez mucho antes de que empezaran las clases y le confesó su mala acción. Recibió la apropiada consecuencia de su comportamiento: un cero por su trabajo, y por primera vez en su vida, el castigo de tener que quedarse después de la clase.
Años después, Sarita pensaba con frecuencia en esa experiencia y sentía gratitud por la corrección en amor de alguien a quien ella respetaba. La señora Martínez estuvo dispuesta a ayudarla a tomar decisiones correctas, a pesar de su deshonestidad. Para Sarita, ésa fue una lección que le duraría toda la vida, sobre cómo asumir la responsabilidad de acciones deshonestas, y hacer lo correcto sin importar las consecuencias.
Efesios 4:15 Siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo.

Tu herida está seca

Resultado de imagen de Tu herida está cicatrizada

Un día, leí un mensaje de mi padre Dios el cual dice, bueno, me dijo: más que un mensaje exegético, teológico o escatológico para los líderes y Ministros del evangelio, quiero que hables al pueblo en general y diles que “yo estaré con vosotros todos los días hasta el fin del mundo”. Mateo 28:20

Los discípulos estaban reunidos en un lugar por miedo a los judíos, y el motivo de su miedo era porque les habían matado a su maestro, su líder había sido arrancado de sus manos, y se había desatado una persecución en contra de los seguidores de Jesús. Esto los llevó a tener miedo y a esconderse, y lo sorprendente de esta historia es que, aunque las puertas y las ventanas estaban cerradas porque los discípulos tenían miedo, Jesús traspasa las paredes y se les aparece haciendo una gran declaración “Paz a vosotros”. Juan 20:19

Y habiendo dicho esto les mostró las manos y el costado, y ellos se regocijaron. Era obvia su alegría porque aunque Jesús había sido arrancado de ellos, se les aparece dando así cumplimiento a lo que antes les había dicho, “también vosotros ahora tenéis tristeza; pero os volveré a ver, y se gozará vuestro corazón, y nadie os quitará vuestro gozo. Juan 16:22”

Con ello, entiendo que si tengo fe, en los momentos de angustia y desesperación Cristo aparece, se hace presente, y lo hace para decirme: cuando tú te sientes débil, yo soy tu fortaleza, cuando tú no tienes fe, yo te doy mi fe, cuando tú te sientes solo yo soy tu compañía… Demos gracias a este Dios que conoce nuestros estados emocionales,... porque aunque la fe no niega las realidades, sí las cambia.

Los discípulos caminaron tres años y medio con el maestro, estuvieron presentes en las mejores escenas, y es más, a través de ellas se hicieron populares; y quizás el pueblo al observarlos dirían; ahí va Pedro, ahí va Juan, Santiago, Marcos,... ¡Qué bueno es estar con ellos…son una bendición! Pero llegó el momento de la persecución y el maltrato, y sintieron miedo. Aún así, gloria a Dios porque aun en tu soledad Cristo aparece; aunque ellos cuestionaron su fe, Cristo se les hace presente, y no para condenarlos ni juzgarlos, sino para animarlos y ayudarlos.

De esto podemos aprender que los saltos, los gritos y la danza no determinan la espiritualidad de una persona, y el problema de muchos es que critican al hermano que no levanta las manos o que solo mueve los labios pero no se le escucha decir nada, lo cual es un error; ya en el primer libro de Samuel, 1:13-15 dice que Ana oraba a Dios, y aunque solo movía sus labios y no se le escuchaba nada, fue criticada por el sacerdote Elí. Pero Dios sí la entendía, y al año siguiente le dio lo que le estaba pidiendo… (un hijo). No te adelantes, pues, a decir algo que no sabes o no entiendes en contra de tu hermano.

Cada Mañana es una Nueva Oportunidad

amanecer madre he hijaCada mañana, junto a su amanecer, Dios nos regala una nueva oportunidad para volver a empezar. Él quiere que cada día experimentemos su poder transformador, y que otros al vernos, conozcan ese poder y también sean transformados. Cada mañana cuando despertamos, El Señor inquiere si estamos dispuestos a seguir cambiando. Toda nuestra vida es un viaje de superación, un camino en el cual vamos siendo transformados al modelo del varón perfecto (Efesios 4:13). Su mayor deseo es que cada vez nos parezcamos mas a Él. 

Espiritualmente hablando podríamos comparar a la humanidad con dos pueblos. Uno de ellos vive a espaldas de Dios, y sus habitantes se niegan a seguir sus consejos y mandamientos. Una nación habitada por personas que jamás experimentarán un nuevo amanecer, un amanecer espiritual, donde se puede alcanzar luz verdadera dado que sus mañanas siempre serán oscuras. Y así pasan sus vidas, esperanzados en que en algún momento, como por arte de magia, todo cambiará. Pero como ya sabemos esto no será así. Y por otra parte existe un pueblo que ha depositado su confianza en Dios, que cumple sus mandamientos y practica sus enseñanzas. Los habitantes de este pueblo han alcanzado la misericordia y bondad del creador, y durante toda la eternidad gozarán de un nuevo amanecer cada mañana.

Desde que hay hombres en la tierra, siempre han existido pecadores, pero Dios jamás dio la espalda al ser humano, siempre ha estado allí para perdonar a quien se arrepintiera, ¿Y cuántas veces.. 2, 3, 4, 5? ¡No! muchas más, setenta veces siete si fuera necesario (Mateo 18: 21-22). El Señor cada mañana invita a creyentes y a no creyentes a vivir una vida agradable a sus ojos. Sin importar cuál sea tu situación en este momento, Dios te ama profundamente, y si estás dispuesto a intentar un cambio real en tu vida y quieres aprovechar esta nueva oportunidad que Él te da en este día, seguro que contarás con todo su apoyo para lograrlo.



Sigue avanzando

Prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús. Filipenses 3:14
Uno de mis programas favoritos de televisión podría titularse Sublime Audacia. En este programa, diez parejas van a otro país en el que deben desplazarse, usando trenes, autobuses, taxis, bicicletas, y a pie, de un lugar a otro para obtener las instrucciones para el siguiente desafío. La meta es que una pareja alcance el punto de llegada antes que las demás, y el premio es un millón de dólares.
El apóstol Pablo comparó la vida cristiana con una carrera y admitió que aún no había llegado a la meta: Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús. (Filipenses 3:13-14). Pablo no miró atrás ni dejó que sus fracasos del pasado lo agobiaran por sentirse culpable. Tampoco se satisfizo de sus logros del presente. En cambio, continuó avanzando hacia la meta de ser cada vez más como Jesús.
Nosotros también corremos esta carrera. Independientemente de los fracasos y los éxitos, sigamos avanzado hacia el objetivo de volvernos más semejantes a Cristo. El premio no es terrenal, sino disfrutar una suprema recompensa eterna.

Dios mío, muéstrame qué debo hacer y cambiar para seguir avanzando hacia la meta de asemejarme cada día más a Cristo.
Nunca dejes de seguir a Jesús.

domingo, 26 de febrero de 2017

DIOS es la solución

¿Qué tienen en común Jesús, Job, José, David y Josué? Que todos pasaron por grandes sufrimientos, fueron perseguidos, experimentaron lo que es el dolor, la tribulación. Ellos tuvieron que pasar por situaciones de extrema complejidad por alcanzar su verdadera bendición. ¿Acaso los problemas que tienes son más grandes que los que ellos tuvieron que afrontar?
Ellos entendieron que la clave está en confiar en Dios; y para alcanzar los sueños de Dios tenían que verse como Dios los vio, no como la gente los veía. Ahora, ¿eres lo que Dios dice que eres o lo que dice la gente? ¿Cómo te ves? ¿como un valiente y vencedor o como un cobarde y perdedor?
Dios es la solucionA estos siervos también les fallaron las personas, los traicionaron, algunos quedaron solos en medio de su dificultad, les tocó pasar por su propio "desierto", y su única ayuda fue Dios. Además fueron tentados, y en algunos casos tuvieron miedo.
Seguro que nuestros problemas no llegan a ser tan grandes como los que estos hombres tuvieron que pasar. ¿Podríamos comparar nuestros problemas con todo lo que pasó Jesús? ¨Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido. Más él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados¨ Isaías 53:4-5 (Reina-Valera 1960).
¿Aguantaríamos todo lo que le paso a Job?, ¿soportaríamos como lo hizo José? Pero Dios les prometió y les cumplió ¨Aún llenará tu boca de risa, y tus labios de júbilo.¨ Job 8:21 (Reina-Valera 1960).
¿Pasaríamos por un desierto como el de David? ¨Danos socorro contra el adversario, Porque vana es la ayuda del hombre. En Dios haremos proezas, y él hollará a nuestros enemigos.¨ Salmos 108:12-13 (Reina-Valera 1960).
¿Nos enfrentaríamos a la cantidad de ejércitos que venció Josué? ¨Entonces Jehová dijo a Josué: Desde este día comenzaré a engrandecerte delante de los ojos de todo Israel, para que entiendan que como estuve con Moisés, así estaré contigo. Josué 3:7 (Reina-Valera 1960).

La oración por los muertos

¿Pueden los vivos ayudar a los muertos cuando oran por ellos? De acuerdo a la doctrina católica, sí pueden:
“La comunión con los difuntos. La Iglesia, consciente de la comunión de todo el Cuerpo místico de Jesucristo, desde los primeros tiempos del cristianismo honró con gran piedad el recuerdo de los difuntos y también ofreció por ellos oraciones; ‘pues es una idea santa y provechosa orar por los difuntos para que se vean libres de sus pecados’ (catecismo de la Ig. Católica). Nuestra oración por ellos no solo puede ayudarlos, sino que hace eficaz su intercesión por nosotros.
Resultado de imagen de La oración por los muertosPero en esta declaración hay tres afirmaciones que contradicen a la Biblia. Examinémoslas:
- “Es una idea santa y provechosa orar por los difuntos”.
Según la Palabra de Dios, no es santo ni provechoso orar por los difuntos. A los cristianos se les instruye a orar por los vivos, pero no hay ni un solo ejemplo de cristianos verdaderos que hayan orado por los muertos. Esta es otra tradición humana.
- La oración por los muertos puede ayudar a liberarlos de sus pecados.
Esta es una tradición basada en otra tradición. Las Escrituras nunca indican que esta afirmación sea verdadera. Como vimos antes, la persona debe ser librada de sus pecados antes de morir.
- Nuestras oraciones por los muertos hacen eficaz su intercesión por nosotros.
Tal como se construye con bloques de juguete, el catolicismo continúa añadiendo una tradición sobre otra sin tener ningún fundamento bíblico. Aquí llegamos a un punto álgido, en el cual nuestras oraciones supuestamente son capaces de:
“… hacer eficaz su intercesión en nuestro favor”.
La pregunta obvia es: ¿Por qué necesitamos que otros intercedan por nosotros? ¿Acaso no es suficiente tener a Dios el Hijo intercediendo por nosotros? ¿Necesita el Creador del universo que hombres y mujeres mortales lo ayuden a persuadir al Padre a nuestro favor?

Gracia total

 Ella dijo:
—Ninguno, Señor.
Entonces Jesús le dijo:
—Ni yo te condeno; vete y no peques más. (Juan 8:11).
La enseñanza de Jesús sobre el ideal absoluto y la gracia total parece contradictoria.
Veamos: Jesús nunca rebajó el ideal de la perfección. Al joven rico, le dijo: «Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto» (Mateo 5:48). Y a un experto en la ley, que le preguntó sobre el mandamiento más importante, le explicó: «Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente» (Mateo 22:37). Nadie ha cumplido perfectamente estos mandamientos.
Sin embargo, el mismo Jesús ofrece tiernamente la gracia total. Perdonó a una adúltera, a un ladrón en la cruz, a un discípulo que negó conocerlo y a un hombre llamado Saulo que perseguía a los cristianos. La gracia es absoluta y para todos, alcanza incluso a aquellos que clavaron a Jesús en la cruz. «Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen» rogó el Señor mientras agonizaba (Lucas 23:34).
Durante años, me sentía tan indigno al considerar los ideales absolutos de Jesús, que no captaba bien la idea de la gracia. Sin embargo, cuando entendí esta dualidad en el mensaje, descubrí que el concepto de la gracia viene a través de la vida y las enseñanzas de Cristo.
La gracia es para todos los que no pueden seguir adelante por sí solos. La gracia es para todos.
Señor, tu gracia me asombra. Quiero disfrutarla.
Jesús cumplió los requisitos perfectos de la ley para que podamos disfrutar de la paz perfecta de su gracia.

El club 99

Érase una vez un Rey que a pesar de su lujoso estilo de vida, no era feliz.
Un día, el Rey observó a un sirviente que cantaba alegremente mientras trabajaba, lo que le fascinó. ¿Por qué siendo él el supremo soberano de la tierra era tan desdichado y sombrío, mientras que en un humilde siervo había tanta alegría? El rey preguntó al sirviente: “¿Por qué estás tan contento?”
Imagen relacionadaEl hombre respondió: “Su Majestad, yo soy nada más que un sirviente, pero mi familia y yo no necesitamos demasiado – solo un techo sobre la cabeza y comida caliente para llenar nuestros estómagos”.
El rey no quedó muy satisfecho con esta respuesta, y más tarde, solicitó el asesoramiento de su consejero de más confianza. Después de escuchar al Rey hablar sobre sus quejas, pesares y la historia del siervo, el consejero dijo: “Su Majestad, creo que el sirviente nunca ha sido parte de El Club 99”.
“¿El Club 99? ¿Y qué es eso?”, preguntó el Rey.
El consejero respondió: “Su Majestad, para saber realmente lo que es el Club 99, usted debe colocar 99 monedas de oro en una bolsa y dejarla en la puerta de la casa del sirviente.”
A la mañana siguiente el sirviente vio la bolsa, la recogió y la llevó adentro de su casa. Cuando abrió la bolsa, dio un gran grito de alegría … ¡Cuántas monedas de oro!
Comenzó a contarlas. Después de varios intentos, quedó convencido de que había 99 monedas. Se preguntaba, “¿Qué podría haber ocurrido con la última moneda de oro? Nadie dejaría 99 monedas”
Y buscó por todos lados. Pensó que quizá se hubiera extraviado, pero no la encontró. Finalmente, agotado, decidió que iba a tener que trabajar más que nunca para ganar la moneda de oro que le faltaba y completar las 100.
A partir de ese día, la vida de aquel siervo cambió. Trabajaba en exceso, y se convirtió en un gruñón horrible, que castigaba a su familia por no ayudarlo a ganarse la moneda de oro y dejó de cantar mientras trabajaba.

sábado, 25 de febrero de 2017

¿Cuál es el plan de Salvación?

Imagen relacionada¿Está hambriento? No físicamente hambriento, ¿pero tiene usted un deseo de algo más en la vida? ¿Hay algo profundo en su interior, que parece que nunca está satisfecho? Si es así, ¡Jesús es el camino! Jesús dijo, “Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás” (Juan 6:35).
¿Está usted confundido? ¿No encuentra un sendero o propósito en la vida? ¿Parece como si alguien hubiera apagado las luces y usted no puede encontrar el interruptor? Si es así, ¡Jesús es el camino! Jesús proclamó, “Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida” (Juan 8:12).
¿Sintió alguna vez que le han cerrado la puerta de la vida? ¿Ha intentado abrir muchas puertas, y solo encontró que detrás de ellas todo está vacío y sin sentido? ¿Busca la entrada a una vida plena? Si es así, ¡Jesús es el camino! Jesús declaró, “Yo soy la puerta; el que por mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos” (Juan 10:9).
¿Siente que siempre lo defrauda otra gente? ¿Sus relaciones fueron superficiales y vacías? ¿Parece como si todos estuvieran tratando de sacar provecho de usted? Si es así, ¡Jesús es el camino! Jesús dijo, “Yo soy el buen pastor; el buen pastor su vida da por las ovejas…yo soy el buen pastor; y conozco mis ovejas, y las mías me conocen” (Juan 10:11,14).

¿Sabe qué sucede después de la vida? ¿Está cansado de vivir su vida haciendo cosas que solamente corrompen y corroen? ¿Duda de que la vida tenga algún significado? ¿Quiere usted vivir después de que muera? Si es así, ¡Jesús es el camino! Jesús declaró, “Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá. Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente” (Juan 11:25-26).

¿Quién es el camino? ¿Quién es la verdad? ¿Quién es la vida? Jesús contestó, “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí” (Juan 14:6). 

Una Puerta Abierta a tu Meta

Edwin C. Barnes tenía el deseo ardiente de convertirse en socio de negocios con el gran inventor Thomas A. Edison.  No quería trabajar para Edison, quería trabajar con él.
Como paso previo a convertir su sueño en realidad, Barnes solicitó trabajo en el laboratorio de Edison en Nueva Jersey. Lo contrataron como empleado de oficina y le pagaban el sueldo mínimo, lo que estaba muy lejos de una sociedad.
Imagen relacionadaLos meses pasaron sin ningún cambio en su condición ni en su relación con Edison. La mayoría de la gente se habría rendido, sintiendo que su trabajo no la llevaba a ningún lado. Barnes, sin embargo, permaneció firme. Llegó a darse cuenta completamente del ambiente en la oficina y del trabajo de cada persona, y buscó maneras de lograr que el trabajo de cada uno fuera más placentero y eficiente. Sobre todo, permaneció dispuesto y optimista. Vio todo lo que se hacía como preparación para el día en que llegara a ser socio de Edison en la empresa.
Llegó el día en que Edison le presentó a su personal de ventas su invención del dictáfono Edison. No creían que se vendería, sin embargo, Barnes vio esta máquina, de apariencia extraña, como su oportunidad. Se dirigió a Edison, anunciándole que le gustaría vender el dictáfono. Dado que nadie más demostró entusiasmo alguno por él, Edison le dio la oportunidad al joven. Le concedió un contrato exclusivo para distribuir y promover la máquina de oficina por los Estados Unidos, y Edwin Barnes tuvo éxito al alcanzar su meta de trabajar con el gran inventor, y al mismo tiempo lograr tener éxito en los negocios.

El propósito de los Dones Espirituales

Digo, pues, por la gracia que me es dada, a cada cual que está entre vosotros, que no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con cordura, conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno. De la manera que en un cuerpo tenemos muchos miembros, pero no todos los miembros tienen la misma función, así nosotros, siendo muchos, somos un cuerpo en Cristo, y todos miembros los unos de los otros.
Tenemos, pues, diferentes dones, según la gracia que nos es dada: el que tiene el don de profecía, úselo conforme a la medida de la fe; el de servicio, en servir; el que enseña, en la enseñanza; el que exhorta, en la exhortación; el que reparte, con generosidad; el que preside, con solicitud; el que hace misericordia, con alegría. Romanos 12:3-8  
Resultado de imagen de El propósito de los Dones EspiritualesSubiendo a lo alto, llevó cautiva la cautividad, y dio dones a los hombres. Y eso de que «subió», ¿qué es, sino que también había descendido primero a las partes más bajas de la tierra? El que descendió es el mismo que también subió por encima de todos los cielos para llenarlo todo. Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo. Efesios 4:8-12. 
¿Cuál es el propósito de los dones espirituales que Dios nos da?
Los dones espirituales fueron dados claramente para el servicio, no para nuestra santificación. No son trucos milagrosos que satisfacen nuestra curiosidad, como tampoco son otorgados como antídoto para el aburrimiento.
A menudo pensamos en los dones del Espíritu Santo como modo de suplir nuestras necesidades espirituales, o con el fin de darnos poder en nuestro caminar con Dios.
El resultado es una visión de los dones del Espíritu Santo que está centrada más en el cristiano que en Cristo. Está más enfocada en nosotros que en Dios.
Pero cuando intentamos recuperar la perspectiva centrada en Dios de los dones espirituales, nos damos cuenta que los dones que Dios da cumplen múltiples propósitos divinos: son otorgados para fomentar la unidad de la Iglesia y para edificación de la misma (Efesios 4:12-16). Son dados para continuar el ministerio de la Iglesia encomendado por Dios (Efesios 4:11, 12). Y, en última instancia, son dados para glorificar a Dios (1 Pedro 4:10, 11).
Esta es la razón por la cual los dones nunca son otorgados para complacernos a nosotros. Son para edificación de los demás (1 Pedro 4:10; 1 Corintios 14:12, 26). 
Son dados para proporcionar ganancia espiritual y edificación para toda la Iglesia. Es una tragedia cuando los dones de Dios, que se supone deberían fomentar la unidad en la Iglesia, son mal utilizados con el fin de que solamente algunos individuos se vean beneficiados. Cuando esto ocurre, estos beneficiarios reciben prominencia indebida. Esto, a su vez, fomenta la desunión y da lugar a divisiones. Demasiado a menudo pensamos en los dones espirituales únicamente en términos de habilidad y talentos que recibimos.

El carácter viral del evangelio

Porque partiendo de vosotros ha sido divulgada la palabra del Señor; y no sólo en Macedonia y Acaya, sino que también en todo lugar vuestra fe en Dios se ha extendido, de modo que nosotros no tenemos necesidad de hablar nada. 1 Tesalonicenses 1:8
El proyecto Texto Viral de la Universidad Northeastern de Boston, estudia cómo se difundía en el siglo XIX el material impreso a través de los periódicos, la red social de esa época. Si un artículo se reimprimía hasta 50 veces o más, lo consideraban «viral» para la era industrial. Un informe de la revista Smithsonian señala que un artículo de aquel siglo, que describía que los seguidores de Jesús habían sido ejecutados por su fe, apareció en, al menos, 110 publicaciones.
Cuando el apóstol Pablo les escribió a los cristianos en Tesalónica, los felicitó por su testimonio valiente y gozoso de Jesús: «partiendo de vosotros ha sido divulgada la palabra del Señor, no sólo en Macedonia y Acaya, sino que también en todo lugar vuestra fe en Dios se ha extendido» (1 Tesalonicenses 1:8). El mensaje del evangelio adquirió este carácter viral a través de personas como éstas, cuyas vidas Jesucristo había transformado. A pesar de las dificultades y la persecución que sufrieron, no se quedarían callados.
Los que conocemos al Señor, comunicamos la historia del perdón y la vida eterna en Cristo a través de nuestros corazones generosos, manos colaboradoras y palabras sinceras. El evangelio transforma nuestra vida y la de aquellos con quienes nos relacionamos.

Señor, ayúdame a dar testimonio de ti a través de mi vida hoy.
No hay mejor noticia que el evangelio… ¡corre la voz!

viernes, 24 de febrero de 2017

Servicio a Dios

El servicio a Dios es uno de los privilegios más hermosos, una manera muy bonita de expresarle nuestro amor y nuestra gratitud.
Servir debe ser una decisión voluntaria, no se debe obligar a nadie para que tome esa decisión, pues la persona que no quiere hacerlo quizá sea porque aún no se siente preparado, o no ha tenido la confirmación de donde Dios lo quiere colocar, o puede que no tenga tiempo, en fin, muchas cosas....
servicio cristianoPero es un tema muy importante que no debemos dejar pasar por alto. Jesús, a pesar de ser el Hijo de Dios, a pesar de su condición de Rey y Salvador, con todo lo que es, vino al mundo a servir; predicó la palabra, sanó enfermos, liberó cautivos, es más, hasta lavó los pies a sus discípulos; Él se quitó su manto..., imagina esta escena,... sus discípulos no andaban con zapatos cerrados, ni mucho menos finos, ni usaban medias ni nada, y aún así, Jesús con toda su suciedad se los lavó. ¨Se levantó de la cena, y se quitó su manto, y tomando una toalla, se la ciñó. Luego puso agua en una vasija y comenzó a lavar los pies de sus discípulos y a enjuagarlos con la toalla con que estaba ceñido.¨ Juan 13:4-5 (Reina-Valera 1960).
Nunca es tarde para servir, ni tampoco importa tu condición para que puedas hacerlo. Debes sacar tiempo para Dios, ¿no crees que Él lo merece después de cada latigazo que recibió su Hijo por nosotros, y por las bendiciones que nos regala a diario?
Muchos no queremos quitarnos el manto, no queremos dejar la comodidad, pero ser hijo de Dios no es solamente sentarse en la iglesia a pedir bendiciones y esperar a que todo llegue, o... ¿qué crees que vas a hacer cuando llegues al cielo?, ¿estar sentando mirando a lo lejos, disfrutando de todas las maravillas sin hacer nada? Cuando estés allí también vas a servir, ya sea adorando, alabando, cantando, y si no te preparas desde ahora, ¿cómo te vas a presentar ante Dios? Es como si aspiraras a un título universitario para ejercer una carrera profesional y resulta que no te has preparado, que no has estudiado para ello.

Mis Designios Sobre Vosotros

«Yo conozco mis designios sobre vosotros.
Son designios de bienestar, no de desgracia, pues os ofrezco un futuro y una esperanza» (Jeremías 29:11 LPH).
«Mis Designios Sobre Vosotros»Nuestro vehículo serpenteaba por la carretera, oscurecida por la niebla, la lluvia y un barro tan abundante que temía que íbamos a quedar atascados. ¿Por qué había venido a esta remota parte de Papúa Nueva Guinea a compartir la Palabra de Dios? Había perdido el rumbo de mi vida en los dos últimos años. Una crisis sufrida después del divorcio me había llevado a perder la fe y la esperanza en que Dios tenía buenos planes para mí. No obstante, cuando me pidieron venir a estas remotas y peligrosas tierras, Dios renovó mi fe en sus promesas.

Ahora me encontraba viajando por zonas en las que no se había construido ninguna carretera nueva en treinta años. Muchas personas no se habían aventurado a ir a esos pueblos por falta de medios de transporte. Sonreí al oír los gritos de «white merri» (mujer blanca) cuando la gente entrevió mi cara por la ventanilla. Yo sabía que Dios me había traído aquí por algún motivo. La primera noche dormí en el suelo de una habitación apenas lo bastante grande para que cupiera yo, mi bolsa de viaje y la cama. Hice la cena en la cocina portátil, donde se preparaba la comida directamente encima del fuego.

Engendrados por Dios

“Porque aunque tengáis diez mil maestros en Cristo, no tendréis muchos padres; pues en Cristo Jesús yo os engendré por medio del evangelio” (1 Corintios 4:15)

Resultado de imagen de ENGENDRADOS POR DIOS        La Biblia menciona a dos grandes mujeres, Elizabeth y María, que dieron a luz a dos hombres de Dios: uno de ellos sería engendrado directamente por el Espíritu Santo (Mateo 1:20-21).
·        Jesús es nuestro Salvador, y nos dice que debemos nacer de nuevo, es decir, ser engendrados por el Espíritu Santo en el bautismo para el perdón de los pecados (Juan 3:3-6; Hechos 2:38).
·        Es necesario que las personas tengan un nuevo nacimiento y así sean engendrados por el Espíritu Santo (Juan 1:12 -13; Hechos 2:41; Gálatas 3:26-27).

I.     Las Escrituras enseñan qué significa ser engendrado según la carne y según el Espíritu.
A.   La Concordancia STRONG dice que la palabra “engendrar” significa: “procrear  (propio del padre y por extensión de la madre). Engendrar (dar a luz), concebir y en sentido figurado (regenerar), esto es nacer de nuevo”.
B.   Los hijos de la promesa y los hijos de la carne (Gálatas 4:21-31).
1.     ABRAHAM engendró dos hijos (verso 22).
a.     El primero fue Ismael que nació de la esclava  Agar; esto es según la carne (verso 23).
b.    El segundo nació por  la promesa que Dios le dio a Abraham; esto significa que fue engendrado por el Espíritu Santo (Génesis 15:1-4; 18:10-14; 21:1-2; Gálatas 4:23, 29).
1) Los que nacen según la carne, aunque la ley de Moisés fue eliminada, siguen esclavos de esa ley porque no tienen la ley del Espíritu Santo (Gálatas 4:21, 23; Romanos 8:2).
2)  Los que viven según la carne no pueden agradar a Dios, y por eso, al no ser guiados por el Espíritu de Dios no pueden ser hijos de ÉL (Romanos 8:5-14).
2.  Muchas personas han nacido genéticamente, lo que es de la carne, pero no han sido engendrados por Dios (Juan 3:6).
a.     Estos son los que viven conforme a la carne y no conforme al Espíritu (Romanos 8:1,5, Gálatas 5:16,24-25).

La obediencia

Te he escrito confiando en tu obediencia, sabiendo que harás aun más de lo que te digo… Filemón 1:21

Resultado de imagen de la obediencia a diosLa obediencia es una virtud necesaria en cada hijo de Dios, es el cumplir con un mandato o con un precepto, es una virtud o un principio de la conducta correcta, por lo que la excelencia de la obediencia consiste en que por ella se está seguro de cumplir la voluntad de Dios. La obediencia nos permite ser todo lo que Dios diseñó para que nosotros fuéramos…La biblia dice en Lucas 2:46-50 “Y aconteció que tres días después le hallaron en el templo, sentado en medio de los doctores de la ley, oyéndoles y preguntándoles, y todos los que le oían, se maravillaban de su inteligencia y de sus respuestas. Cuando lo vieron, se sorprendieron; y le dijo su madre: Hijo, ¿por qué nos has hecho así? He aquí, tu padre y yo te hemos buscado con angustia, entonces él les dijo: ¿Por qué me buscabais? ¿No sabíais que en los negocios de mi Padre me es necesario estar? Mas ellos no entendieron las palabras que les habló, y descendió con ellos, y volvió a Nazaret, y estaba sujeto a ellos, y su madre guardaba todas estas cosas en su corazón”. Es interesante que Jesús, siendo el Hijo de Dios con todo poder y gloria, se sujeta a sus padres terrenales; dice el versículo 51 “que estaba sujeto a ellos”, y si estaba sujeto era porque estaba siendo obediente, porque nadie que no sea obediente se sujeta…Es incoherente que haya cristianos que digan: “Dios me llamó…por lo que yo no me sujeto a hombres”, ¿será que ellos son de más grado que Jesús? Veamos 6 definiciones sobre la obediencia:

LA OBEDIENCIA SE PRACTICA

“¿por qué me llamáis Señor, Señor, y no hacéis lo que yo digo? Lucas 6:46”

Nunca se aprenderá a hacer lo que no se practica, y si decimos que Jesucristo es nuestro Señor, debemos estar dispuestos a someternos en obediencia a su total voluntad, porque la mejor manera de agradar a Dios será cuando actuemos en obediencia a Él. Por lo tanto, si queremos alcanzar la bendición de lo alto debemos poner en práctica la obediencia a lo que dice Dios.

LA OBEDIENCIA SE VIVE

“el fin de todo el discurso oído es éste: teme a Dios y guarda sus mandamientos; porque esto es el todo del hombre” y Juan, 14:15 dice “si me amáis guardad mis mandamientos”.

Obedecer a Dios nos permite vivir en paz, y tomados de su mano podremos caminar en paz y comunión con Él, pero ¡ojo! desobedecerle es pecado, y el pecado nos aleja del Señor. Porque Dios es nuestro Padre, y Él sabe lo que es mejor para nosotros, Él nos guía, nos protege, nos habla al corazón y nos indica cómo vivir bajo su cuidado; Él nos muestra cómo debemos caminar.

jueves, 23 de febrero de 2017

Un Lema De la Vida Cristiana

Las siguientes palabras las escribió uno de los peores criminales del año 68 d.C. en Roma, mientras meditaba en su solitaria celda. Con cadenas que lastimaban sus manos y pies, tomó una pluma y sobre un viejo pergamino plasmó las siguientes palabras:
"Quiero que sepáis, hermanos, que las cosas que me han sucedido han redundado más bien para el progreso del evangelio, de tal manera que mis prisiones se han hecho patentes en Cristo en todo el pretorio, y para todos los demás. Y la mayoría de los hermanos, cobrando ánimo en el Señor con mis prisiones, se atreven mucho más a hablar la palabra sin temor. Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia." (Filipenses 1:12-14,21 RV60)
Resultado de imagen de Un Lema De la Vida CristianaAlgunos lo conocían como Saulo, otros como Pablo y él se describía como apóstol, siervo, esclavo de Jesucristo; su delito, predicar a Aquel que dio su vida en un madero por amor a la humanidad. Si los azotes que su espalda recibiese llevarían a más personas a los pies de Cristo, Pablo los aceptaría. Si por estar en una celda muchos presos y soldados creerían en Jesús, Pablo estaba dispuesto a soportarlo. Y si los demás se mantendrían firmes y leales por su ejemplo, él estaría dispuesto a todo; hasta ser llevado a la muerte.
Tertuliano dijo: “Aunque el cuerpo está encarcelado, aunque la carne está en prisión, todas las cosas están abiertas al espíritu… La pierna no siente la cadena cuando la mente está en el cielo”.
"Cierto joven, debido a una extraña enfermedad, comenzó a perder la vista poco a poco, todos los días. Lamentablemente, el momento llegó y perdió la vista por completo. Días más tarde a su mejor amigo, que lo acompañó en sus momentos más difíciles, le fue diagnosticado cáncer, con pocos días de vida. En una charla el chico con cáncer le dijo a su mejor amigo: “Estoy próximo a morir, te donaré mis ojos y así podrás ver”, a lo cual su amigo ciego respondió: “Sé que no te queda mucho tiempo de vida, pero prefiero quedarme ciego toda la vida, ya que de qué me sirve tener la vista si no te voy a ver más. No quiero ver el mundo si no veo también a mi mejor amigo”.

Viviendo apasionadamente

En junio de 2008 se cumplió el aniversario ciento cinco de la Compañía Harley-Davidson, una organización que comenzó cuando William S. Harley, de veintiún años y su amigo Arthur Davidson, de veinte, decidieron en un pequeño cobertizo de madera ponerle motor a las bicicletas.
Resultado de imagen de Viviendo con Pasión!El primer año vendieron tres motocicletas que hicieron a mano. No pasó mucho tiempo antes de que comenzaran a tener éxito y a ampliar su empresa. Cada año producían más vehículos.
Cuando surgieron las carreras de motos y ganaron popularidad, las Harley-Davidson dominaron.
Al estallar la Primera Guerra Mundial, los aliados no tardaron en darse cuenta de la importancia de las motocicletas. Se estima que la compañía Harley-Davidson proveyó la mayoría de las veinte mil motocicletas usadas por el ejército de los Estados Unidos en la guerra. Y después de firmado el armisticio, el primer estadounidense en entrar en Alemania lo hizo manejando una motocicleta Harley-Davidson.
La compañía prosperó durante más de medio siglo. Uno de sus puntos fuertes fue que era un negocio familiar, cuyos empleados y clientes se sentían conectados por su amor a las motocicletas Harley-Davidson. Y la compañía continuó creciendo, modernizando y mejorando sus motocicletas y ganando admiradores.